Don Pelo – Pazionon Teer


Siendo pelón y peludo el mote de pelanas le venía al pelo. Nunca tuvo pelos en la lengua, no se cortaba un pelo y como quisieses tomarle el pelo se te caía el pelo, de tonto no tenía un pelo. Cuando salía de marcha se soltaba el pelo y para meterse en líos siempre le faltaba un pelo aunque al final se salvaba por los putos pelos, echaba una cana al aire y pelillos a la mar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s