Fiona Kinghorn

Son tus propios obstáculos que impiden tu ascenso.

El Viento viene el viento se va… Húmedo en cual sombrío Barlovento.
Estremece tu cara pero mece tu vivaz niñez.
Ajetreadas muñecas controlando la velocidad del descenso.
Dulce bajada tras tortuosa, sudorosa subida.
Son las dos ruedas..
Son tus dos piernas..
Son tus propios obstáculos que impiden tu ascenso.

Elisa: Me gustan especialmente los dos versos finales.

Antonio: A mí al mito de Sísifo pero sin más piedras que arrastrar que nuestros propios lastres.

Bajo el Manto de la SublIme Maladeta… Esta sí es mi Virgen

Publicado por Patus

Doctor en Psiquiatra. Profesor Universidad Zaragoza. Tutor de Residentes psiquiatría. Página web: https://sites.google.com/site/jldiasahun2/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MAJARETAS

SITIO DE CREACIÓN Y RECREACIÓN, E INTERACCIÓN ENTTRE PACIENTES Y PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL, TEXTOS, DIBUJOS, ENSAYOS, LOCURA POSITIVA

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: