José Carlos Rincón

A   veces  es  preciso  echar  una  mirada  por  encima  del  tejado ,  respirar profundamente y  vaciar  de   trastos  viejos  el  cerebro,   liberarte  de  todo  lo  que  no es   tu   esencia  y  estrenar   ese  Dios   que   llevas  dentro ……(EL METRO DE LA CIUDAD DE LOS MALDITOS)

…………………………//…………………..

Nostalgia
La antesala de la muerte le llamaba.
Sobre la tumba de mi padre
Vivir o morir..
Abrumado por la locura de plata, la luna..
Cobijado esperaba
que entrara el sol por la ventana.
Solo quería yo poseer una am.
El horizonte de mujer
Y la carne que rienta.
Cuerpos sin naufragio
hasta el infinito.
¿Que hora será en el tiempo de lluvia?.
El esfuerzo de llegar en mi alma
que se incendia..
He sido historia,,cuerpo en sombra.
Descenso en el amor y el vértigo.
Impotencia inútil.
El poeta se ahoga inagotable del beso.
Y el mármol cierra la vida.
Y el Rocío en el clavel
debe doler mucho.
Solos tu y yo quedamos
por los rincones de la casa.
Ardías morena , caricia mojada.
Mínima entraña vida.
La sien dormida,
parados ojos que miraron.
Desmoronarse madre
en una pérdida sin fin.
Sombrío paraíso perdido..
Llama y abrasa mi piel
Pero el viento no viene a ayudarme.
El cielo raso de tantas lágrimas.
No digas adiós y te quedes
como tinta indeleble.
Quimera.
Voces huyendo en el huracán.
Es la puerta ineludible.
El fondo es una luz sin noche que cae.
Agrupa las estrellas el cielo.
Estás solo.
: Am traducir como amante.

Cementerio de palabras
nos invaden.
Es la caligrafía del silencio
Los enigmas se cierran;
como la botella de un náufrago sin destino
Unas borrosas letras quedan desleídas
Cierra la puerta
Y apoya tu rostro en la mano.
Tengo sangre y miedo.
La estrofa no me deja dormir.
Estas ciego de espuma, ciego .
El dolor te somete a siniestro poderío.

Elisa Gracia Fanlo pregunta a José Carlos: ¿Significa tal vez que la agonía, el dolor y la tristeza son tan grandes que ni siquiera pueden ser exorcizados a través de la palabra, el verso o la metáfora?

En efecto la derrota de la palabra ante el dolor. Replica el autor.

Eres mudable
como el mar frente a la arena:
espuma o risa que viene,
sal o llanto que se aleja.
No condense hasta ahogar
al mundo con tus sentencias.
Tu vida se ha de perder
entre el polvo y las estrellas.
Olvida quién más recuerda,
siente quien menos palpita,
renuncia quien más desea.
Siempre serás como un niño
olvidado en una fiesta:
Ojos tristes,labios secos,
pie inseguro,mano incierta.
Y tú alegría se agrega
a un miedo oculto, a una angustia, a un ir perdiendo las fuerzas .
Es tu pasado el que lleva
todos los nombres que nombras,
lo que cantas, lo que cuentas.
Eres el que siempre has conocido
y nunca recuerdas,
el que contigo no va
pero sigue en tu presencia.

Dice Elisa: Muy bueno. Me identifico plenamente.

Añade Julio Donoso: Olé

labio amado de la boca esquiva.

Que atroz y exacto laberinto
de ternura, muerte y de deseo
labio amado de la boca esquiva.
Cobijamos el sueño de una noche .
Temblaban nuestras manos unidas..
Solía mirarte cuando hacía frío
y quemaba tu mirada.Aquel temblor del muslo
y del diminuto encaje
rozaba la yema de los dedos.
Es el recuerdo de unos días
conocidos sin prisa para hacerse notar.
Que mi boca convoque el mordisco.
Amordazar heraldo de flores.
Comprueba la pendiente de mi seno.
Amenaza entre mis piernas enlazadas.
Los torsos adosados se fatigan.
Murierame yo en tu ancho
hombro doblada mi cabeza.
Febriles mis dedos tus ropas desabotonan.
No puedo ordenar
el caleidoscopio del recuerdo.
Tu linterna descubrió mi silencio.
Devastador como la mirada de un espejo.
Inevitable como la herida de la lluvia
en el corazón de piedra.
Solo lo fugitivo permanece y dura.
Solo para olvidarte sigo vivo.
De que sirve una llave
en un laberinto.
La risa será tu silencio
cuando vieja y cansada
de nada sirve el sueño.
Tu voz en otras voces
que han de morir contigo.

Elisa: Precioso poema, José Carlos. Primero la belleza de esas imágenes llenas de erotismo que se demoran en los detalles más íntimos y, luego, la tristeza, el silencio y el vacío porque nada es para siempre. Mejor dicho, todo es un breve instante.

Presencio la huella de tus pechos en la nieve .

Era mi dolor tan alto que no cabía por el umbral de la puerta.
Corazón asaetado ¿ donde me lleva tu guitarra?
Yo estaba esperando por detrás de las noches y las calles.Por encima de todo lo que soy y por debajo de todo lo que ame, con más prisa del tiempo que me huye. Mas cerca de la luz de la tierra te estoy esperando. Seguiré la palabra de amor ante el silencio. Cuando el amor se apague y mi memoria no se convierta en arena sobre el acantilado del recuerdo.
Cuando acaricio tu música de sueños en cinta,por tu cósmico vientre todo se hace música. Muchos se zambulle pero pocos encuentran la orilla. No miras fuera tu adentro.Solo muere quien ha vivido. Los demás pasan de muerte en muerte. Todo cuanto hay fuera de ti confirma con certeza el lugar del universo que ocupas. Con uno de tus cabellos tejí tu sueño más grande. Conocerme es encontrarte. Cuanto más adentro voy, más lejos llego. La eternidad de tocarte en cada golpe de remo.

POMPAS DE JABON.
Siento un vago rumor de estrellas. Un deja vu que me atrae a tus recuerdos anidados a una nostalgia de la infancia. Cuando soplaba pompas de amor jabonado o deshojaba un si quiero en el jardín. Toda mi escritura son el renglón de tus versos. El temor de un niño porque las olas no destruyan el torreón de la dama derruido o el cazador de dientes de león que pide tres deseos. Estoy leyendo mi caligrafía del silencio. Y llega a la arena el mensaje en la botella de un náufrago. Estas viva y yo te percibo con palabra desfallecido con aromas de un infinito océano solitario. Y soy un vértigo sobre mi alma. Como una concha cerrada en el ostracismo. Como un erizo defendiéndose del mundo.
Salto al laberinto del juego de la oca y allí en el puente te encuentro.
Estremecido el recuerdo de un recuerdo. Hoy te encuentro en el rincón oscuro donde abrazarte pueda. Me siento en tu cristal besando el hálito que me dejabas.

Estamos de suerte:

Publicamos a JOSE CARLOS RINCÓN. “El desván de los latidos”.

 Y llamaban amor a la boca poseída
 por una fiebre incurable,
 por un momento de fuego
 que hacía inútil la muerte.
 El cuerpo desdeñaba
 la inmortalidad de los astros.
 Jugando impúdico por la noche 
 con las ropas entreabiertas de la luna.
 Y exánime apuraba la vida, 
 vino y corazón en mano, 
 cual entregado al placer de una copa.
 Desnudos cuerpos perdidos para siempre
 en el tiempo fantasmas de piel suave.
 Saben amar mis manos al dejarte
 cuando se va mi corazón de vela
 empujado por vientos sin riberas
 que llevan su destino a cualquier parte.
 Creación ancestral de la pereza 
 de algún dulce, cansado dios atlante.
 Así la intensidad que te limita
 tu vaga inconsistencia ciertamente.
 Yo recuerdo tu olvido,
 es como un día
 que no ha nacido aún y está latente.
 Razón de ti, razón enloquecida
 de tanto conocerte te pareces
 al recuerdo de ti que me visita.
 Esta lleno el pasado que sucede
 de imposible costumbre que te anima,
 de antigüedad que nace de repente.
 Lejana vienes, mía hacia la cita
 donde puntual antiguo yo te espero.
 Borrosa la inquietud por los senderos
 aproxima el dibujo que te habita.
 Ligera vienes de pasión. Marchita,
 delicada llamada del deseo.
 Se llega contra mí tu derrotero
 en la paciencia el corazón te imita.
 De pronto eres tú misma
 tu que vuelves del cotidiano.
 Ayer que te confina
 segura a la caricia, a la esperanza.
 Urgente de pasado te devuelves
 en el adiós mural de las esquinas
 hacia el mundo lugar de donde manas.
 Voy a perderte al mar, allí es tu sitio,
 allí la patria de tus ojos
 sólo de mar. A mano el infinito 
 pañuelo justo de tu adiós del todo.
 Seco golpe de herida en que te has ido
 por la borda del tiempo caudaloso
 tormenta fuiste y puerta del olvido.
 Adónde lleva di tú, viento loco
 surca mi pecho un pulso embravecido
 el mar deja en la roca un llanto roto 
 Afirmo que tocarte era de arena
 y besarte nombrar los ojos verdes
 y aquella voz el oro puro y fino
 ahora que la muerte te condena
 a ser humo, te enciendes y pierdes
 en un mar inmortal que ni adivino
 Tenía el corazón en cada esquina
 y la mano en la nieve del caído 
 y el beso en el invierno, agradecido
 y en el bosque la huella que camina.
 No se sabe muy bien si lo que hueles
 el rescoldo aroma o frágil zumo
 o si piensas o pensando me consumo
 o si duele dolido o si me dueles
 Ha pasado el amor a tiempo lento 
 comido y carcomido a beso leve
 a la fe de la hoguera y el tormento.
 El cielo arrastra el nombre por perdido
 y pierde lo que enciende el vendaval
 una escena de un acto sin sentido
 cuando de la carera ya al final
 sale un yo de cartón, un yo partido
 cuantas noches me dijo que podía
 que mis palabras eran suficientes
 para alzar una estatua entre las gentes
 sacando del olvido al que quería
 tantas veces el viento silencioso
 de mis manos el cuerpo me arrancaba
 arrastrando un túmulo armonioso
 un pájaro de sombra y malherido
 se ha posado en la rama de tus hombros
 y un beso de hielo es escondite.
 Te amo con los ojos, con locura
 te toco con cuidado y me retumba
 el valle de tus senos y derrumba
 tu altivez el placer en la espesura.
 Una ventana amor, una ventana
 para este negro peso de sí mismo,
 una calma veraz para el seísmo
 de una noche azotando tu mirada 

José Carlos Rincón: El amor irresistible.

Y existe el amor irresistible
que no tiene otra causa
que la afinidad de las almas
el amor verdadero que es la
atracción incontenible
que se adueña del ánimo
y no desaparece sino con la muerte.
A la dueña de mi corazón le di por sorpresa un beso.
Por muchos años que yo viva
se que he vivido en realidad
solo aquel pequeño momento.
Te amo con un amor inalterable
mientras tantos amores humanos
solo son espejismos.
Un amor puro y sin mácula
en mis entrañas esta grabado y escrito tu cariño.
Si en mi espíritu hubiese
otra cosa que tu, la arrancaría con mis propias manos.
No quiero de ti nada más que amor,
fuera de el no te pido nada.
Si lo consiguiera la tierra entera y la humanidad
serian para mi notas de polvo extraviado
Y es que por amor los tacaños se vuelven desprendidas, los juramos fruncen el ceño,
los cobardes se envalentonado,
los ásperos se vuelven sencillos, los ignorantes se pulen,
los desaliñados se tildan,
los sucios se limpian, los viejos se las dan de jóvenes,
los ascetas rompen sus votos y los castos se vuelven disolutos.
Quien te sigue jamás se perderá,
avanza viajero nocturno
hacia tu luz excelsa.
de amor herida saltando hacia ti
sin que nadie le contenga.

Elisa: Bonito poema. Pura transparencia. Desborda emotividad.
Ignacio Majaretas: Muy bueno, Carlos.

Jose Carlos: Esta es la vida, este aullido, este clavarse las uñas en el pecho.

Nos anticipamos de sonrisa a sonrisa
hasta la última esperanza.
Esta es la vida, este aullido, este clavarse las uñas en el pecho.
Este arrancarse la cabellera a puñados.
He dado el salto de mi Alba.
He dejado mi cuerpo junto a la luz.
Y he cantado a la tristeza de lo que nace..
Extraño desacostumbrarse al origen.
Extraño no ejercer más
oficio de recién llegado.
El poema que no digo.,
el que no merezco.
Miedos de ser dos caminos en el espejo.
Te alejas de los hombres
que hilando el silencio de las cosas.
Aquí vivimos con la mano en la garganta.
Que nada es posible ya lo sabían.


José Carlos: Para mis amigos/as majaretas.

Julio Donoso: 👍🏽❤️✊🏽

David Morales: con el amigo Chusé en Huesca
componiendo poesía con lambrusco.


Julio Donoso: ❤️✊🏽
Jose Carlos: Es como el perro del hortelano de Lope de Vega que en el amor ni come ni deja comer.
Jose Carlos: Como fluye vuestro deseo consciente e inconsciente a prueba de los efluvios de un lambrusco
Patus: Con David y Novalis. Himnos a la noche.


José Carlos: Escritura casi automática y onírica. Bravo majaretas. ¡ que pasión y que pulsión.¡
Gloria: Si el deseo….
Pulsiones y deseo….
Pasiones y amores…….
José Carlos: Muy freudiano el amor Eros y la muerte Tanatos. Novalis canta al amor, a la muerte desde la noche. Bien dices Gloria con el término latino desideratus.
Gloria: Si gracias. El amor,. El psicoanalítico. , El pasional y el pulsional.
Trabajando en el provincial noche..tbn me tomaría un vino tbn
Jose Carlos: In vino veritas en el vino esta la verdad.

David Morales: noche loca con el adalid de las pasiones
Kierkegaard a la izquierda y Wittgenstein a la derecha junto a la botella de lambrusco

Kike Teatro: Yo dormía con La Gran Dorada y me desperté con ella.
Pensamiento único que no me permite más que ser un muñeco hay quién hay que manejar.
Haz esto y yo lo hago, si puedo. Haz aquello y yo lo hago si puedo.
Cuando no me dicen de hacer nada vuelve La Gran Dorada y así temo que sea hasta que me muera…

José Carlos: ¿QUIÉN DIJO QUÉ ?
La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración de no renunciar a nada. Ortega y Gasset.
Cada cual sufre su propio naufragio. Lucano.
¿Cuán aburrido debe estar de si mismo el hombre que no es vulnerable. Tannery.
Solo la fantasía permanece siempre joven, lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca. Von Schiller.
Lo malo de decir lo que uno siente es que muchas veces siento uno haberlo dicho. Puck.
¿Qué ve el ciego aunque se ponga una lámpara en la mano? Proverbio árabe.
Los que no saben llorar con todo su corazón tampoco saben reír. Golda Mair.
Un nombre que no piensa en si mismo, no piensa en nada. Óscar Wilde.
La juventud tiene derecho a equivocarse impunemente. Ortega y Gasset.
El recuerdo es el único paraíso del que no podemos ser expulsados. johan Paul.
No critiques a tus enemigos, que a lo mejor aprenden. Goytisolo.
Describe un círculo, acaricialo y se convertirá en un círculo vicioso. Ionesco.
El hombre no puede saltar fuera de su sombra. Proverbio árabe.
Se mal lo que es la libertad, pero se bien lo que es la liberación. Malraux.
El silencio de los envidiosos está lleno de ruidos. Gibran
Se dice que el tiempo es un gran maestro; lo malo es que va matando sus discípulos Berlioz
No desees y serás el hombre más rico del mundo. Cervantes
Todo deseo estancado es veneno. Andre Maurois
Saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe: sabiduría.
Alphonse Karu.
El secreto de aburrir a la gente es decirlo todo. Voltaire.
A mi dadme lo superfluo que lo necesario todo el mundo puede tenerlo. O.Wilde.

No hay ningún viento favorable para quien no sabe a dónde se dirige. Schopenhauer.
Que la palabra nunca se adelante a tu pensamiento. Pitaco de Mitilene.
Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos mírate al espejo. Proverbio árabe.
El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra el final perfecto. Chaplin.
Hablo mucho de mi porque soy el hombre que tengo más a mano. Unamuno.
No podemos luchar contra el futuro. El tiempo está de su parte. Gladstone.
Nunca se va tan lejos que cuando no se sabe a donde se dirige. Robespierre.
La más grande infelicidad es ser presa del temor cuando ya nada queda por esperar. Séneca
.
José Carlos: FRASES REFLEXIVAS
Quien no comprende una mirada, tampoco entenderá una larga explicación .Proverbio árabe.
La ironía es una tristeza que no puede llorar y ríe. Benavente.
Amad a vuestro amigo como si un día tuvieses que odiarle. Montagne.
Todo hombre grande tiene sus discípulos y siempre es Judas quien escribe la biografía. Wilde.
Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importante que el de los ojos .Bob Marley.
Perdóname todo al que nada se perdona asimismo. Confucio
He aprendido que una vida no vale nada pero también que nada vale una vida.
Las antigüedades son el único campo en el que el pasado aún tiene futuro. Wilson.
Ojalá viviera todos los años de tu vida. Swift.
Siente el pensamiento. Piensa en el sentimiento. Unamuno
Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas a veces. Wilde.
No seas demasiado dulce te trataran….. No seas demasiado amarga te escupían. Proverbio arameo.
Elisa: ¡ Gran sabiduría¡
Patus: Hay una mano de bronce, / fuerza, poder, o destino, / que nos impele al camino / que a nuestra tumba trazó? // ¿Dónde van, dónde, esas nubes / por el viento compelidas?… / ¿Dónde esas hojas perdidas / que del árbol arrancó? // Vuelan, vuelan resignadas, / y no saben dónde van, / pero siguen el camino / que les traza el huracán. // Vuelan, vuelan en sus alas / nubes y hojas a la par, / ya los cielos las levante / ya las sumerja en el mar. // ¡Pobres nubes!, ¡pobres hojas / que no saben dónde van!… / pero siguen el camino / que les traza el huracán.
De Gertrudis Gómez de Avellaneda.


Elisa:
No sabemos de dónde venimos ni adónde vamos. El capricho del azar a veces nos sorprende, pero “no hay camino, se hace camino al andar…” Y cuando llega el ocaso la muerte nos persigue y nos conduce a la nada.

Publicado por Patus

Doctor en Psiquiatra. Profesor Universidad Zaragoza. Tutor de Residentes psiquiatría. Página web: https://sites.google.com/site/jldiasahun2/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MAJARETAS

SITIO DE CREACIÓN Y RECREACIÓN, E INTERACCIÓN ENTRE NEURÓTICOS, PSICÓTICOS Y ALGUNOS PSIQUIATRAS, PSICÓLOGOS NO DIAGNOSTICADOS , Y PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL, TEXTOS, DIBUJOS, ENSAYOS, LOCURA POSITIVA Y CREATIVA.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: